¿Conoces la historia de Jack-o’-lantern? 

A finales de octubre celebramos Halloween, en ella recordamos a los difuntos y el símbolo más famoso de esta fiesta es la calabaza o como se conoce en inglés Jack-o-lantern. Pero ¿sabías que al principio no fue una calabaza sino un nabo? 

¿Quién fue Jack? 

Jack fue un irlandés de no muy buena reputación, le conocían como Stingy Jack (stɪndʒi/) o el tacaño Jack. Era un irlandés que le gustaba beber, engañar y robar y se metió en un buen lío. Hay varias historias sobre cómo Jack consiguió engañar al Diablo.

En una de ellas Jack huía de un poblado después de haber robado y era perseguido por los lugareños cuando en su huida se encontró con el mismo Diablo. Jack le propuso al Diablo que se convirtiera en moneda de plata para entregársela a los lugareños como pago por lo robado, una vez que los lugareños tuvieran la moneda, el Diablo desaparecería y los lugareños se pelearían entre sí por ver quién la había robado.

Al Diablo le pareció divertido y saltó en forma de moneda al saco que llevaba Jack, pero en su interior había una cruz, y el Diablo quedó atrapado y privado de sus poderes. 

Jack solo dejó libre al Diablo cuando éste le prometió que no se llevaría su alma al infierno.

Con el tiempo Jack murió y por su mala vida no entró en el cielo, y tampoco entró en el infierno por la promesa del Diablo, con lo que Jack se quedó en la oscuridad sin saber a dónde ir. El Diablo le tiró una brasa del infierno a modo de burla y Jack la introdujo dentro de uno sus nabos haciendo que llevaba en su bolso, haciendo una linterna. A partir de este momento se le conoce como Jack of the Lantern, o Jack el de la linterna, que derivó en Jack-o’-Lantern. 

La calabaza 

Con el tiempo esta historia cruzó el Atlántico llegando a Estados Unidos con los inmigrantes irlandeses. Un año hubo un excedente de calabazas y los americanos las tomaron para tallar el rostro de Jack y utilizarlas en la noche de Halloween. Esto tuvo mucha repercusión y desde entonces se simboliza la noche de Halloween con una calabaza con una cara tenebrosa tallada. 

Cada 31 de octubre por la noche se ponen calabazas talladas con una vela en su interior en las ventanas y en las puertas de las casas para ahuyentar a los malos espíritus. 

¡Espero que te haya gustado! Y si es así, comparte la historia para que todos tus amig@s la conozcan y si nos dejas un comentario, mejor que mejor. ¡Happy Halloween!

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× ¿Cómo puedo ayudarte?